Celestino común (thraupis sayaca) – Termas de Río Hondo, Dpto. Rio Hondo

Celestino común (thraupis sayaca) - Termas de Río Hondo, Dpto. Rio Hondo

Celestino común (thraupis sayaca) - Termas de Río Hondo, Dpto. Rio Hondo

DESCRIPCION:

El celestino o Chogui o mal llamado semillero esta disperso por un amplia área de Sudamérica: Noroeste y centro de Argentina,Paraguay, Bolivia, Uruguay y el litoral.Tiene un tamaño aproximado de 18 cm de los cuales 7 a 8 cm pertenecem a su cola.Los machos tienen la cabeza y cuello azul celeste, mas oscuro en lo dorsal. Las alas en su parte superior son celestes algo mas brillante que el de la cabeza. La hembra presenta colores mas opacos, con su cuerpo pardo grisaceo. habitan generalmente en matorrales, bosques y hasta en zonas urbanas acostumbrandose, de ser asi, a la presencia del hombre aunque rara vez se lo ve transitar por en suelo.
Muy prolijos son para construir sus nidos con hojas y pastos secos y palitos entrelazados entre sí, en las ramas mas altas de los arboles. Muy común en época de reproduccion, octubre a febrero, es verlos con musgos, pastos suaves, los que son llevados para darles forma al interior del nido y hacer mas placentera la incubación de los 3 a 5 huevos en el depositados. Es un pájaro que en ocasiones se lo encuentra en cautivero. En aparente lenta expansión por el territorio argentino. Muy adaptable a diversos ecosistemas, incluso al urbano y las esporádicas capturas comercial no ponen en riesgo su futuro.

58 pensamientos en “Celestino común (thraupis sayaca) – Termas de Río Hondo, Dpto. Rio Hondo

  1. Mariana

    Hola. Mi gata es muy cazadora y agarró un pajarito, por suerte pude salvarlo pero quedó con su alita golpeada. Puede volar, pero muy bajo. Llevo 7 días cuidando y no mejora. Que debo hacer?. Yo quiero que se ponga bien para liberarlo, no me gustan las aves enjauladas.

  2. Jorge Llugdar Autor

    Hola Mariana, gracias por cuidar nuestras aves.
    Solamente tienes que esperar a que se reponga y pueda volar para poder liberarlo.
    Gracias por visitar mi página.
    Saludos.

  3. Yanis1979silveira@gmail.com

    En el jardin de mi casa vienen un montón de los celestinos uno es más celeste y gordito, y es quien da aviso cuando dejo frutas y luego se acercan varios más que son como más flacos alargados y grises. Le encanta la banana la manzana y a veces algo de pan. Soy de Asuncion Paraguay

  4. Pablo

    Hola, soy de Santa Cruz – Bolivia y el día de antes de ayer observe como una cría de celestino era alimentado por su madre en diferentes plantas y arbustos de mi jardín, el día de ayer continuaba alimentándolo en las ramas de diferentes arbustos, pero, al atardecer el celestino ya se encontraba en el césped, se estaba poniendo de noche y no se movía del lugar, por tal motivo, me acerque con un poco de papaya y el picoteo directamente de la fruta, comiendo un poco. Sin embargo, paso un poco el tiempo y el seguía en el lugar, asi que decidí meterlo en una canasta dentro de casa por miedo a la cantidad de gatos en la zona. Hoy lo saque temprano y lo puse en el mismo lugar donde en donde lo encontré, empezó a trinar y no se movió de ahí, unas dos horas después apareció la madre con otro celestino (probablemente el padre), pero no bajo a darle comida, así que decidí ponerlo en el árbol, al principio le costó agarrase de la pequeña rama, pero después logro agarrase bien. A la media hora la madre volvió y le dio comida y luego lo hizo una vez más. Aproximadamente 1 hora más tarde, volví para monitorear al picho y vi que llego la madre junto a otro celestino y se quedaron unos minutos en el árbol, pero no le dieron comida ya que el pichón se encontraba nuevamente en el suelo, me pareció muy raro que no bajen y que solo se queden mirándolo por unos instante, así que cuando se fueron, decidí ir agarrarlo para ponerlo nuevamente en el árbol, pero esta vez ya no trinaba, ni tampoco se encontraba parado sobre sus garras, cuando intente ponerlo nuevamente en la rama, sus garras no daban respuestas, y cuando estaba en mi mano, volcaba su cabeza muy para atrás haciendo agitar sus alas de manera extraña y sin poder sostenerse sobre sus patas, intente darle el fruto y agua como el anterior día , pero no hizo ni el intento de abrir el pico. Así que decidí dejarlo nuevamente en el césped, pero siguió agitando sus alas de manera extraña por ratos y echado de lado (ósea sin sostenerse en patas). Lo dejé unos 20 minutos mas, luego fui alzarlo de nuevo y una vez en mis manos, movió un poco la cabeza de manera rara y luego estiro el cuerpo hasta ponerse rígido y morir (similar a los animales que mueren envenenados).
    Mis preguntas son:
    1. ¿soy culpable de su muerte por haberlo agarrado y no dejarlo ahí tranquilo hasta el siguiente día?,
    2. ¿se habrá asfixiado de a poco con la última comida que le dio la madre?
    3. es probable que haya muerto por no tener suficientes energías ya que la madre lo alimentaba muy esporádicamente?
    4. ¿Podría haber sido picado por algún tipo de peto de aguijón grande que rondan por el árbol, y eso causarle la muerte lenta?
    Espero que me puedan responder y así salir yo de la duda, gracias…

  5. Jorge Llugdar Autor

    Hola Pablo, lo corecto hubiera sido que lo dejases libre y que la madre se encargara.
    Una lástima.
    Gracias por visitar y comentar en mi página.
    Abrazos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


− 6 = tres