“GARZA Y REFLEJO”

“Las garzas me enloquecen… Su blancura,
su mudez, el dolor que las aqueja,
me empujan a quererlas con ternura…
Yo tengo la infinita desventura

de amar lo que se va, lo que se aleja…

Pero yo amo las garzas porque existe
un amable recuerdo en mi memoria…
Es el tuyo: tú fuiste blanca y triste,
y volando, en silencio, te perdiste,
en el cielo sin nubes de mi historia.”

4 pensamientos en ““GARZA Y REFLEJO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


tres × 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>