Archivo de la etiqueta: Dpto. Moreno

Tucura Quebrachera (Tropidacris collaris) – San Felipe

Los insectos del género Tropidacris pertenecen a los acridoideos más grandes que se conocen. El género se encuentra distribuido desde el sureste de México hasta el centro de Argentina, siendo su área de distribución típica los ambientes tropicales.                                                                                                      Las especies del género Tropidacris son arbóreas y algunas son plagas forestales importantes en Brasil y Venezuela. Pueden producir daños ocasionales y localizados en cultivos tropicales como el plátano, mandioca, cítricos, palma de coco, café, maíz, sorgo, caña de azúcar.                                    El adulto de la tucura quebrachera (Tropidacris collaris) es un insecto arborícola que alcanza entre 10 y 13 centímetros de longitud y 24 cm. de extensión alar, que le permite volar en forma similar a un pájaro. Esta tucura es de mayor tamaño, a diferencia de otras especies comunes en nuestra zona como la tucura de las quintas,                                                                  Se alimenta de hojas del bosque nativo, especialmente de quebracho blanco y tiene un ciclo de vida de 240 días. Frecuentemente, es confundida con T. cristata, sin embargo, el color de las alas posteriores de T. collaris es azulado en contraste con T. cristata que son rojizas. Si bien su ciclo biológico es poco conocido, desova en el suelo, los adultos mueren entre agosto y septiembre y los huevos quedan para la siguiente temporada.                                                                                                                                 La emergencia se produce en octubre y noviembre; en zonas cálidas su reproducción es continua, con una generación al año y pueden superponerse adultos y ninfas. Las ninfas son gregarias, localizándose en pequeños grupos en árboles bajos. Las altas temperaturas, la falta de heladas y el bajo índice de precipitaciones favorecen el desarrollo ninfal.                                                                                                                                       Ante la falta de quebracho blanco, va colonizando otras zonas y especies vegetales, adoptando un comportamiento, hasta ahora desconocido, de migración lenta.

Vinal (Prosopis ruscifolia) – Amamá

 

El vinal, Prosopis ruscifolia, es una especie de porte arbustivo, que presenta numerosas ramificaciones retorcidas de diámetro pequeño y puede alcanzar una altura de 15 metros. Sus hojas son características, alternas y fasciculadas, bipinadas; presentan un pecíolo de 2-7cm y están provistas de un par de pinas de 4 a 10 cm de largo. Tiene hasta 5 pares de foliolos por pina, aunque en su mayoría son dos, grandes, lanceolados de 3-8 cm de largo por 1 a 2,5 cm de ancho, con 3 o más nervios desde la base. Sus flores son blanco-amarillento de 3-7 mm de largo; se agrupan en inflorescencias de 15 o más flores, formando un racimo espiciforme de 5 a 8 centímetros de largo. Presenta además unas importantes espinas de 10 a 30 cm de largo y hasta de 1 cm. de ancho en la base, que provocan daños significativos en el ganado.

Pertenece a la familia de las Fabáceas y al mismo género que los algarrobos americanos (Prosopis) por lo que presenta algunas características comunes a ellos. Las vainas de vinal son ricas en proteínas (110 al 150 gr./kg.), carbohidratos (780 a 800 gr./ kg.), calcio en semillas (1,53 mg/gr) y potasio en harina de pulpa (9, 05 mg/gr) valores semejantes a la del algarrobo negro (Freyre et al, 2003) y su madera tiene alta dureza y densidad (0,7 a 0,8 Kg./dm3), y fibra corta (1,03 mm) (CFI, 1974), en líneas generales es muy parecida a la del algarrobo comercial aunque de color más claro; sus características tecnológicas son adecuadas para carbón, aglomerados, celulosa y parquet. Esta especie se distingue entre los Prosopis por su alta velocidad de instalación en nuevas tierras y por tener un crecimiento importante (considerando el tipo de madera que produce), semejante al del algarrobo blanco (Prosopis alba). Las comunidades vegetales que forma son casi puras, de muy alta densidad, con escasa diversidad y casi nulo desarrollo del estrato herbáceo.

Por sus características de colonizadora esta especie se desarrolla en ecosistemas diversos tales como: ambientes marginales de rellenamiento de esteros o con erosión laminar; áreas abiertas disturbadas por el hombre como pastizales sobrepastoreados y cultivos abandonados. Puede ser encontrado en bosques en formación y en raleras o bosques degradados. Además se han señalado distintos ecotipos potenciales, que podrían variar formando un gradiente ecológico.

Considerada “plaga nacional para la agricultura” (declarada así en el año 1941 por el Poder Ejecutivo Nacional, Decreto Nº 35.584 y normativas de la Ley 4.863), fue centro de muchos estudios tendientes a su control y erradicación. A pesar de los esfuerzos los resultados de dichas investigaciones tuvieron dudosos resultados a largo plazo y elevados costos, tanto económicos como ambientales.

Tuco-tuco de los talas-Ctenomys talarum (Oculto)

Foto gentileza: Tuti Uñates

El tuco-tuco de los talas (Ctenomys talarum) es una especie de roedor histricomorfo de la familia Ctenomyidae endémica de Argentina, en especial de la provincia de Buenos Aires, sistemas orográficos de Ventania y de Tandilia. Es un roedor subterráneo herbívoro que habita cuevas individuales, cerradas la mayor parte del tiempo. Forrajean excavando bajo tierra. Como todos los de su género, sus sonidos más comunes son los repetitivos, estructurados, de tono bajo; que hizo bautizar su onomatopeya “tuc tuc” en que se basa el nombre común de las distintas especies. Son avisos territoriales, así mantienen separados los diferentes sistemas de galerías, y probablemente también la de localización espacial de individuos dentro de una misma población. Otro sonido en el repertorio de los Ctenomys es de la hembra para avisar al macho sobre su receptividad reproductiva. El último repertorio de sonidos es el producido por el recién nacido al alejarse de la madre, y le desencadena el comportamiento de búsqueda y de recuperación del crío.

Quebracho colorado (Schinopsis quebracho colorado) – Quimili, Dpto. Moreno

Quebracho colorado (Schinopsis quebracho colorado)

Quebracho colorado (Schinopsis quebracho colorado)

Familia: Anacardiaceas

Descripción: Arbol inerme de 10 a 20 m de altura y con un tronco de 40 a 70 cm de diámetro, leño rojo característico muy duro.

Distribución: Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago, Formosa, Chaco, Santa Fe, Norte de Córdoba. Es muy característico del Parque Chaqueño

Observaciones: Florece de febrero a marzo, y fructifica de marzo a mayo.

Jarilla macho (Larrea cuneifolia cavanilles) – Quimili, Dpto. Moreno

Jarilla Macho (Larrea cuneifolia cavanilles)

Jarilla Macho (Larrea cuneifolia cavanilles)

Nombre común: “Jarilla”; “jarilla macho”.

Familia: Zigofiláceas (Zygophyllaceae).

Característica de la Planta: Arbusto resinoso de más o menos 3 metros de altura, tallos leñosos, cilíndricos, ramas jóvenes pubescentes.

Hojas: De 5-13 por 2,5-16 mm., subsésiles, 2-foliadas, tercer folíolo en forma de mucrón filiforme. Folíolos soldados en casi toda su longitud, asimétricos, agudos.

Flor: Solitarias; pedúnculos delgados pubescentes, pétalos amarillos oblongo-lanceolados. Estambres rojos, desiguales.

Frutos: Densamente pubescente, de aproximadamente 7 mm., facilmente separable en 5 cocos. Semillas de aproximadamente 6 mm., lisas, con forma de riñon.

Floración y fructificación: En flor a principios de Octubre, a fin de Noviembre con flor y fruto.

Distribución geográfica: Esta especie se distribuye en el Oeste de Argentina y llega hasta Chubut. Es una de las especies que caracteriza a la provincia fitogeográica del monte. En Aguada de la Pichana es muy común y se encuentra tanto en la zona del valle como en la ladera y en la meseta.